Audio En Vivo
User Rating:  / 0

SANTO DOMINGO, 12 Nov. 15 / 02:19 am (ACI).- Con el lema “Respetando laVida”, la Arquidiócesis de Santo Domingo realizará la cuarta edición de la caminata “Un paso por mi Familia” que se llevará a cabo el domingo 15 de noviembre desde las 9:00 am. en todo el territorio de la República Dominicana.

Tal como expresan los organizadores, en un comunicado enviado a ACI Prensa, el objetivo de dicha actividad es “seguir creando conciencia en las familias dominicanas sobre la necesidad de resaltar, promover y vivir los valores humanos y cristianos que han de ayudarnos a construir mejores familias”.

“Se quiere llamar la atención a la nación sobre el valor de la familia, sin familia no hay sociedad, es en ella donde se forja el futuro de la humanidad, donde se forma el ser humano, es la iglesia doméstica y santuario de la vida”, añaden.

 

A esta iniciativa de la Iglesia Católica en República Dominicana se han adherido varios movimientos religiosos, así como equipos e instituciones públicas y privadas. En años anteriores, más de 120 mil personas se han sumado a esta caminata, convirtiendo “Un paso por mi Familia” en la fiesta anual de la familia.

Para este año, en la ciudad de Santo Domingo, el punto de encuentro será en la explanada frontal el edificio de la Suprema Corte de Justicia ubicado en la Av. Enrique Jiménez Moya (La Feria).

Se caminará por la Av. Jiménez Moya, dirección sur a norte, hasta llegar a la Plazoleta del Parque Mirador del Sur, donde se celebrará la Santa Misa. Todo concluirá con una actividad artística y recreativa.

“La vida es lo más valioso para cualquier ser humano, está por encima de todo y de todos. Según el desarrollo de la conciencia de la humanidad de hoy, ningún argumento puede justificar que se lesione o se pierda, o se interrumpa, la vida plena de todo hombre y mujer”, destaca el Comité Organizador que anima a los dominicanos a participar de esta caminata en defensa de la vida.

User Rating:  / 0

P. Hugo Orozco SDB, Inspector de México - Guadalajara, interactuando con imagen de Don Bosco / Foto: Infoans.orgMÉXICO DF, 12 Nov. 15 / 08:06 pm (ACI).- Los Salesianos de México-Guadalajara, siguiendo la misión juvenil heredada de su fundador, han creado una aplicación gratuita para teléfonos celulares con la que los usuarios pueden interactuar con una imagen digital de Don Bosco en realidad aumentada.

La “app” de nombre “DonBoscoRA” permite visualizar en la pantalla del celular o tablet con sistema Android o iOS una animación del Santo cuando la cámara del dispositivo capta el logo salesiano.

La aplicación contiene unos botones con los que la imagen de Don Bosco canta con micrófono en mano, reza piadosamente o pronuncia una de las famosas frases del Santo de los jóvenes. Asimismo, las personas que lo deseen pueden tomarse una foto con el “Don Bosquito” animado y compartirlo a través de las redes sociales.

Según la agencia salesiana ANS, la intención de la inspectoría salesiana de México-Guadalajara con este regalo para todos los que se identifican con Don Bosco es “permitir que la infinita riqueza del Evangelio y del carisma salesiano puedan alcanzar las mentes y los corazones de más jóvenes”.

“Esta aplicación ha sido pensada también como una buena manera de ofrecer un aporte que se uniera a las distintas iniciativas que en todo el mundo se han realizado para festejar el bicentenario del nacimiento de Don Bosco”, concluyen.

User Rating:  / 0

(1

) Es un libro de fe. [En rea­lidad es una biblioteca. Biblia es plural;” los libros”] No pretende enseñarnos algo concreto definitivo sobre ciencias naturales o geo­grafía: ni siquiera sobre historia. Su finalidad es revelarnos quién es Dios, un salvador, y quienes somos los seres humanos, seres llamados a la comunión con Dios. La verdad que la Biblia pretende transmitir es salvífica, no necesariamente científica. Conocer a Dios no es algo intelectual, sino vivencial.

La Biblia no nos habla de Dios de una manera abstracta y esencialista, más bien nos muestra a un (2) Dios que se fue revelando a sí mismo a través de la historia, actuando de una forma muy pedagógica, lenta, práctica y pro­gresiva, de acuerdo a los pro­blemas del pueblo y a su capacidad creciente de comprensión. Dios fue educando la fe de su pueblo a lo largo de diversas etapas, respetando siempre su ritmo de crecimiento. Israel, con la ayuda de Dios fue encontrando la verdad a través de su propia experiencia. Dios educa a su pueblo a través de sus acontecimientos históricos, que le van dando a sus experiencias una profundidad cada vez mayor.

Dios partió del conocimiento natural que aquel pueblo tenía sobre la divinidad. Y de ahí se fue revelando poco a poco a sí mismo. A partir de la realidad de cada época, va dando nue­vos pasos. Por eso es importante co­nocer los problemas de cada etapa histórica, solo así podremos captar en su justa dimensión el mensaje de cada texto bíblico. El “estilo de yahvé es revelarse a partir de la historia, y nosotros, para entender su mensaje bíblico es necesario que nos adaptemos a ésta su manera de proceder.

(3) No basta conocer la realidad de cada momento his­tórico. Cada re­velación se apoya en las anteriores y es completada por las siguientes. (4) Para interpretar correctamente cada pasaje, es de gran utilidad conocer, en qué momento de la revelación fue escrito; qué había revelado Dios hasta ese momento y que fue revelado posteriormente. (5) Un texto aislado no se puede tomar como mensaje definitivo, sin tener en cuenta qué se dice sobre ese tema en el resto de la Biblia. Es el conjunto de la revelación, armonizado entre sí, el que tenemos que tener en cuenta.

(6) Los personajes bíblicos tienen cada uno una experiencia muy personal, distinta, pero complementaria de la divinidad. Dios se les comunica a partir de sus problemas, sus expe­riencias y lo que ya aprendieron sus predecesores. La historia de estas ex­periencias es justamente la médula de la Biblia. (7) Muchas veces la Biblia desenmascara las experiencias falsas de Dios, para que así se pueda expe­rimentar un poco mejor lo que realmente es Dios. (8) Dios es misterio. Nos supera, pero no es absolutamente incomprensible. Somos capaces de ir conociéndolo progresivamente, poco a poco, pero aceptando que en esta vida nunca lo podremos abarcar del todo.
(9) El Antiguo Testamento es el camino que recorre el pueblo israelita en su búsqueda del rostro auténtico de Dios, hasta llegar a ser capaz de conocer a Jesús, y en él, al Dios de Jesús, que es la cumbre de la revelación.

Las diversas etapas en el cono­ci­miento de Dios que se dan en el Antiguo Testamento se complementan en el Nuevo.
Todo ser humano tiene algo de conocimiento y algo de desconoci­miento de Dios. Y con frecuencia nos creamos falsas imágenes de Dios. (10) Pero en medio del caminar de la vida, lo importante es tener una actitud sincera de búsqueda de él, cada vez más a fondo, conscientes de que este caminar es a tientas y dando tro­piezos. Es normal crearse de vez en cuando imágenes falsas de Dios: todos somos en cierto sentido fabricantes de ídolos. Lo terrible es no darse cuenta, y quedarse estancado, danzando alrededor de ellos.
“En el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido” (1ra Corintios 13, 12).

User Rating:  / 0

El Papa Francisco celebrando Misa en la capilla de la Casa Santa Marta. Foto L'Osservatore Romano

VATICANO, 13 Nov. 15 / 07:33 am (ACI).- En la homilía de la Misa que celebró esta mañana en la capilla de la Casa Santa Marta donde reside, el Papa Francisco advirtió sobre dos idolatrías en las que pueden caer también los que tienen fe que impiden contemplar la belleza de Dios, el destino final de toda persona.

El Santo Padre dijo que la primera lectura y el salmo de hoy se refieren a “la belleza de la creación” pero también subrayan “el error” de “aquella gente que en estas cosas bellas no ha sido capaz de ver más allá, es decir la trascendencia”. Una actitud en la que el Papa identifica “la idolatría de la inmanencia” que hace que uno se detenga ante una belleza “sin un más allá”.

Según señala Radio Vaticano, Francisco dijo que quienes así proceden “se han apegado a esta idolatría; están sorprendidos por su poder y energía. No han pensado cuán superior es su Soberano, porque los ha creado, Aquel que es principio y autor de la belleza. Es una idolatría mirar las bellezas –tantas– sin pensar que habrá un ocaso. También el ocaso tiene su belleza… Y esta idolatría de estar apegados a las bellezas de acá, sin la trascendencia, todos nosotros corremos el riesgo de tenerla. Es la idolatría de la inmanencia. Creemos que las cosas son como son, son casi dioses, que jamás terminarán. Olvidamos el ocaso”.

La segunda idolatría sobre la que alertó es la de los hábitos” que ensordecen el corazón. Para explicarla, el Pontífice se refirió al Evangelio del día con su descripción de los hombres y las mujeres en tiempos de Noé o los de Sodoma cuando “comían, bebían, tomaban esposa y esposo” sin preocuparse por otra cosa.

“Todo es habitual. La vida es así: vivimos así, sin pensar en el ocaso de este modo de vivir. También esto es una idolatría: estar apegado a los hábitos, sin pensar que esto terminará. Y la Iglesia nos hace ver el final de estas cosas. También los hábitos pueden ser pensados como dioses. ¿La idolatría? La vida es así, vamos adelante así… Y así como la belleza terminará en otra belleza, nuestro hábito terminará en una eternidad, en otro hábito. ¡Pero está Dios!”

El Santo Padre explicó que ante el peligro de estas dos idolatrías es necesariodirigir la mirada “siempre más allá”, hacia “el hábito final”, al único Diosque está más allá “del fin de las cosas creadas”, como la Iglesia enseña ahora que concluye el Año litúrgico, para no repetir el error de mirar atrás como sucedió a la esposa de Lot, teniendo la certeza que si “la vida es bella, también el ocaso será muy bello”.

 

 

El Papa resaltó finalmente que “nosotros  –los creyentes– no somos gente que vuelve atrás, que cede, sino gente que va siempre adelante. Ir siempre adelante en esta vida,mirando las bellezas y con los hábitos que tenemos todos nosotros, pero sin divinizarlas. Terminarán… Que sean estas pequeñas bellezas, que reflejan la gran belleza, nuestros hábitos para sobrevivir en el canto eterno, en la contemplación de la gloria de Dios”.

A continuación, las lecturas del día en las que se basó la reflexión del Santo Padre:

Primera Lectura: Sabiduría 13,1-9
"Si lograron averiguar el principio del cosmos, ¿cómo no encontraron a su Dueño?"

Eran naturalmente vanos todos los hombres que ignoraban a Dios y fueron incapaces de conocer al que es, partiendo de las cosas buenas que están a la vista, y no reconocieron al Artífice, fijándose en sus obras, sino que tuvieron por dioses al fuego, al viento, al aire leve, a las órbitas astrales, al agua impetuosa, a las lumbreras celestes, regidoras del mundo.

Si, fascinados por su hermosura, los creyeron dioses, sepan cuánto los aventaja su Dueño, pues los creó el autor de la belleza; y si los asombró su poder y actividad, calculen cuánto más poderoso es quien los hizo; pues, por la magnitud y belleza de las criaturas, se descubre por analogía el que les dio el ser.

Con todo, a estos poco se les puede echar en cara, pues tal vez andan extraviados, buscando a Dios y queriéndolo encontrar; en efecto, dan vueltas a sus obras, las exploran, y su apariencia los subyuga, porque es bello lo que ven. Pero ni siquiera éstos son perdonables, porque, si lograron saber tanto que fueron capaces de averiguar el principio del cosmos, ¿cómo no encontraron antes a su Dueño?

Salmo Responsorial: 18
"El cielo proclama la gloria de Dios."

El cielo proclama la gloria de Dios, / el firmamento pregona la obra de sus manos: / el día al día le pasa el mensaje, / la noche a la noche se lo susurra. R. Sin que hablen, sin que pronuncien, / sin que resuene su voz, / a toda la tierra alcanza su pregón / y hasta los límites del orbe su lenguaje. R.

Evangelio: Lucas 17,26-37
"El día que se manifieste el Hijo del hombre"

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos.

Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se manifieste el Hijo del hombre. Aquel día, si uno está en la azotea y tiene sus cosas en casa, que no baje por ellas; si uno está en el campo, que no vuelva. Acordaos de la mujer de Lot.

El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará. Os digo esto: aquella noche estarán dos en una cama: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejaran." Ellos le preguntaron: "¿Dónde, Señor?" Él contestó: "Donde se reúnen los buitres, allí está el cuerpo".

User Rating:  / 0

María Francisca Lamar­che | María es la reina de la paz. Ella irradia paz, y la da en abundancia, es la madre del verda­dero Dios y él quiso que también fuera nuestra madre, cuando la en­tregó a Juan en la cruz. Entonces, si tú quieres ser un discípulo amado por Jesús debes recibir a María en tu casa.
Jesús tuvo más discípulos, pero uno de ellos fue el discípulo amado, ése fue Juan. Así que seamos juanes en nuestra casa y dejemos entrar a la Madre de Dios en ella, y Ella intercederá por muchí­simas bendiciones, por­que cuando ella pide un milagro su Hijo se lo concede.

Si tu familia quiere lo mejor tiene que ser la familia celestial como ejemplo. Compuesta de padre, madre y herma­nos), igual que en tu hogar, que tiene a papá, a mamá y a tus hermanos.

María es el camino a la gran meta, que es su su Hijo. Ella sabe el camino sin atajos. Por eso, es un camino segu­ro a las ma­nos de Jesús.
María permanece enviándonos mensajes a través de sus aparicio­nes. Ella en estos tiempos es como Juan el Bautista, va allanándole el camino a su Hijo. Es la reina de la evangelización, y nos dice: ¿Por qué tienes miedo?, ¿no estoy yo aquí que soy tu madre y te tengo en mi regazo?, Yo te cubro con mi manto.

María es la mujer que enamoró a Dios. ¿Por qué cuestionas a tu Dios hablando mal de ella?, conócela y tú también te enamorarás. Recibe el milagro que andas buscando, aunque para Jesús no sea el tiempo, si su madre se lo pide, Él hace la ex­cepción y te dará, como en las Bodas de Caná de Galilea, el mejor vino.